Acelerador Co
Es el componente que regula los tiempos del proceso de fraguado de las resinas poliéster. Se trata de un líquido color violeta oscuro. La proporción que se utilice dependerá de diversos factores tales como las dimensiones de las piezas (volumen, forma), el tipo de trabajo a realizar, las condiciones ambientales (temperatura, humedad) y preferencias del usuario.
Catalizador M

Es el componente que inicia la reacción de las resinas poliéster (actuando en conjunto con el acelerador que fue agregado previamente) y se presenta en forma de líquido transparente. El proceso de fraguado no comenzará si no se agrega este componente por lo que se puede dejar preparada la resina con el acelerador, carga y pigmento (si se los utiliza), incluso por varios días, y luego catalizarla en el momento de ser utilizada.

El catalizador es el que otorga la dureza final al trabajo realizado en resina, ésta se alcanzará luego de varios días.

La proporción a utilizar depende de las mismas variables que influyen en la proporción de acelerador incluyendo algunas otras en el caso de las resinas que vienen preaceleradas como la presencia de inclusiones, la importancia que se le dé a la transparencia, etc.

Monómero de Estireno

Es el diluyente base de las resinas poliéster (el que ya tienen incorporado de fábrica para hacerlas líquidas), se trata de un líquido transparente. No es un componente necesario para que se produzca la reacción sino que se utiliza como agregado cuando se requiere disminuir la viscosidad de las resinas (suele ser necesario cuando se trabaja con cargas).

Se puede agregar de 10 a 15 % de Monómero de Estireno sobre la cantidad de resina utilizada sin que se alteren las propiedades.
Antitacking

Solución de parafina que se puede agregar a las resinas poliéster para disminuir la pegajosidad superficial que adquieren las mismas al fraguar en contacto con el aire. Una vez vertida la mezcla de resina con todos los componentes, incluyendo el antitacking, dentro del molde este último sube hacia la superficie disminuyendo el contacto con el aire y de esa manera la pegajosidad.

Se agrega a la preparación de resina antes de incorporar el catalizador en una proporción de aproximadamente 2 % de antitacking sobre la cantidad total de resina utilizada.
Papel Mylar
Papel de poliéster, desmoldante, de apariencia similar al celofán pero algo más grueso (se presenta en varios grosores). Se utiliza como superficie sobre la cual trabajar la resina y despegarla fácilmente una vez fraguada, especialmente cuando se hacen trabajos con fibra de vidrio. Se utiliza también para dar un mejor acabado a las piezas realizadas ya que la resina al fraguar copia su apariencia lisa y brillante.
Agente de despegue
Alcohol Polivinílico, tiene la apariencia de un líquido transparente que se aplica con pincel o esponja de poliuretano (para evitar las rayas del pincel) sobre la superficie del molde dentro del cual se verterá la resina. Seca por evaporación convirtiéndose en una película muy fina, similar a un film de cocina, que cumple la función de desmoldante. Tiene que estar bien seco antes de comenzar a trabajar sobre él.
Cera desmoldante
Cera especialmente formulada para utilizar como desmoldante en trabajos con resina. Se aplica como cualquier cera común, lustrando siempre luego de cada aplicación y entre capa y capa si se utiliza más de una. Su especificidad consiste en resistir temperaturas mayores que las otras ceras (las cuales se funden con la temperatura que genera la reacción de la resina perdiendo así sus propiedades desmoldantes).
Pigmentos

Se trata de pigmentos translúcidos u opacos en pasta, formulados especialmente para ser utilizados con resinas. Están preparados para formar parte del proceso de fraguado quedando incorporados completamente en las piezas elaboradas.

No existe una proporción fija de pigmento que deba incorporarse ya que la cantidad a utilizar dependerá en parte de la intensidad de color que se quiera lograr. Sin embargo, no deberá sobrepasarse el 10% de pigmento sobre la cantidad total de resina utilizada.
Si se incorpora otro tipo de pigmento, tonalizador, pintura, etc. existen cuatro posibilidades:
1. que éste inhiba la reacción impidiendo el fraguado de la resina y por lo tanto la realización de la pieza.
2. que el fraguado se realice correctamente pero el pigmento -por no estar formulado para ello- quede como residuo de la reacción y luego sea exudado por la pieza (es decir, que las mismas destiñan).
3. que el fraguado se realice correctamente y el pigmento quede incorporado pero cambie su color debido al calor y a los químicos de la resina.
4. que todo funcione correctamente: el preparado fragüe normalmente, el pigmento quede incorporado y el color sea el esperado.
Teniendo en cuenta las primeras tres posibilidades y el hecho de que nunca se puede prever qué sucederá es que se desaconseja la utilización de pigmentos que no sean los especiales para resina. Por el contrario, si en lugar de pigmentar la mezcla se quiere pintar las piezas una vez terminadas, se puede utilizar cualquier tipo de pintura, esmalte, etc. siempre teniendo la precaución de lijar toda la superficie para facilitar la adhesión de la pintura.
Cargas

Se denomina de esta manera a materiales, habitualmente minerales en polvo (cuarzo, carbonato de calcio, aerosil, micro esferas), que se agregan a la resina con fines diversos: para hacerla más espesa, para ahorrar material (ya que se ocupa parte del volumen de las piezas con la carga y éstas suelen ser de menor costo que la resina), para lograr efectos visuales o imitar materiales, etc. En muchas ocasiones se utiliza para esto último la combinación de carga con pigmento.

Cualquiera de las cargas le restará transparencia y cristalinidad a la resina y la mayoría aumentará el peso de las piezas exceptuando al aerosil y las micro esferas. El primero, silicio esfumado, se utiliza para darle mayor viscosidad a la resina (aumentar la tixotropía) sin modificar el volumen ni el peso de las piezas realizadas. Las micro esferas, en cambio, sirven para aumentar el volumen total de mezcla disminuyendo su peso. Estas dos cargas tienen un costo mucho más elevado que los minerales en polvo comunes tales como el cuarzo y el carbonato.
Además de las que mencionamos, se puede agregar como carga a la resina cualquier material inerte y seco en polvo o en partículas pequeñas (por ejemplo metales en polvo, aserrín, etc.).
La cantidad de carga que se pueda agregar a la resina dependerá en parte de las necesidades del usuario y las características del trabajo. No se debe sobrepasar el 200 % sobre la cantidad total de resina utilizada (es decir, hasta dos partes de carga por cada una de resina).

 


principal - productos - contacto - links


 


+ Direccion: Murillo 1000 (esq. Thames) Capital Federal + Teléfono: 4857-9531 / 4857-9538+ e.mail: info@noviplast.com.ar
+ Horario de atención: Lunes a viernes 8 a 12 y 14 a 18 hs.

 

webmaster