El látex es un producto de origen natural, acuoso y con agregado de amoníaco (para su conservación). Puede ser diluido con agua si es necesario aunque esto puede tender a reducir un poco su resistencia. Una vez seco el látex tiende a ser marrón traslúcido, pero puede parecer transparente en capas muy finas.
Para la realización de los moldes tipo guante hay distintas opciones. La clásica consiste en aplicar capas sucesivas de látex sobre el original dejando secar entre cada una, de esta manera para lograr un grosor de algunos milímetros se necesita mucho tiempo. Otra opción es la realización por inmersión en el látex de la pieza a reproducir.
Todos los moldes tipo guante requieren de la utilización de un contramolde para reproducir las piezas ya que de otra manera se deformarían al verter el material de reproduccción en su interior.
Dentro de las piezas huecas , las más comunes son las máscaras. Para su creación se debe disponer de un molde negativo de la máscara (previo modelado del positivo en arcilla o material similar) sobre el cual aplicar el látex. Éste puede aplicarse por capas sucesivas, solo o laminando en algunas capas pequeños cuadrados de tela de algodón que le aporten mayor resistencia. También puede verterse el látex dentro del molde y luego retirar el excedente.
En todos los casos, es conveniente aplicar calor para facilitar el fraguado del látex. Esto puede hacerse colocando el trabajo en horno a no más de 100 ºC , enfrente de una estufa o al vapor (sin que el látex entre en contacto con el agua).
Conservación del látex líquido:
•  Mantener siempre los envases bien cerrados.
•  No intentar mezclar la capa seca en la superficie del líquido con el resto del producto, no es “redispersable”.
•  Protéjase el producto de las temperaturas extremas.
•  Aléjese el envase de los focos de calor directo.
•  El cobre y sus aleaciones contaminan el producto.
•  No prolongar su almacenamiento más allá de tres meses.
Conservación de moldes fabricados con látex:
•  Es conveniente lavar muy bien el molde en agua apenas fabricado. De ser posible, es muy beneficioso para la goma dejarla toda una noche en remojo. Luego de este proceso, es probable que el molde necesite un leve secado con aire caliente o un horneado suave.
•  Después de cada uso, lavar el molde con agua y jabón y secarlo con un paño o con aire caliente.
•  Si no se lo va a usar durante un tiempo, guardarlo limpio y levemente entalcado.
No exponer los moldes al sol durante períodos largos
Limpieza
Cuando está seco y curado, el látex no se disuelve con el agua. En realidad es afectado por muy pocos químicos. Para eliminar el látex de pinceles y otros elementos puede lavarlos con agua mientras el material todavía está húmedo o, si ya secó, puede ser empapado en aguarrás por algunas horas. Esto tiene el efecto de degradar el látex seco permitiendo su eliminación. La mejor forma de hacerlo es en una solución de agua jabonosa (preferentemente agua caliente y jabon líquido) para remover el residuo de aguarrás. Una vez limpios de látex, es conveniente enjuagar los pinceles en agua fresca y limpia.
NOTA IMPORTANTE : por sus características, al secar, los moldes de látex sufren una contracción del orden del 15% dependiendo de la forma, el tamaño y el sistema de secado. Por lo tanto, esta contracción debe ser tenida en cuenta si importa el tamaño final de la pieza a reproducir.
ADVERTENCIA : El látex puede emanar vapores por lo que se debe trabajar en un ambiente bien ventilado.

 

Estas informaciones se suministran a título de colaboración, sin que ello implique responsabilidad de nuestra parte.


principal - productos - contactos - links


 


+ Direccion: Murillo 1000 (esq. Thames) Capital Federal + Teléfono:4857-9531 / 9538 + e.mail: info@noviplast.com.ar
+ Horario de atención:
Lunes a viernes 8 a 12 y 14 a 18 hs.

 

webmaster